Qué debe conocer de vd. el Médico homeópata.

Aspectos de la enfermedad
Explique claramente cual es la causa principal por la que acude a la consulta. Relate todos los síntomas o molestias de su enfermedad detalladamente. Como son esas molestias, pormenorizando cada una de ellas. Cada síntoma o molestia, desde cuando la tiene, cómo apareció, cual es su intensidad y naturaleza, si se modifica, se calma o aumenta con el calor, el frío, la presión, los movimientos, la posición, las emociones, la distracción, los viajes, el trabajo, los actos fisiológicos, la hora del día o de la noche, la comida o el ayuno, etc. Y sobre todo....
Los cambios.
Los cambios en su cuerpo orientan al médico sobre su enfermedad. Si le han salido nuevas manchas o verrugas y donde. Si está perdiendo el pelo. Si ha aumentado su salivación o se le ha secado la boca. Si ha engordado o adelgazado. Si ha perdido la memoria, el olfato, el oído o la vista. Si tiene un estreñimiento que no tenia. Si ahora se le rompen las uñas. Etc.
Aspectos psíquicos del enfermo
El médico homeópata necesita saber también cómo es vd. cómo reacciona, como es su carácter, en definitiva necesita conocer su "modo reaccional", pues la Homeopatía es una medicina reactiva y son sus reacciones las que le curarán. Así que informará sobre su carácter, si es irascible, tranquilo, inseguro, si tiene obsesiones, miedos angustias, si es ordenado, meticuloso, celoso, nervioso, si es premeditado o precipitado, si es orgulloso, tolerante, impaciente, apático. Si no tolera que le contradigan. Si está triste, si llora por nada o por nada ríe. Si está depresivo o eufórico. Si es dormilón o tiene insomnio. Si se enfrenta al sexo, con tranquilidad, con indiferencia, con ímpetu, con satisfacción o con frustración. En cuanto a la comida, si se pirra por los dulces, o si los aborrece, si odia los huevos o los pescados o lo que sea, si prefiere lo salado, etc, etc...
Cualquier cosa sobre sus gustos, manías o temores, que le caracterice.
Aspectos físicos del enfermo
Si su cara es redonda cuadrada o afilada
Si sus manos son anchas, gordezuelas, finas....
Si su aspecto es alargado, redondo o cuadrado
Si sus dientes están bien puestos o están muy torcidos.
Si está obeso o muy delgado
Si es fuerte o débil.
Si suda mucho o no suda nada.
Si es friolero o caluroso.
Si es pecoso, o moreno, o lechoso.
Si su piel es seca o grasa.
Si bebe mucho o nada. Si le gustan las cosas heladas o hirviendo.
Si duerme con la boca abierta, o los pies fuera de la cama, o ronca; encogido o estirado, boca arriba o boca abajo.
Si habla mucho o es callado. Si habla mas deprisa que piensa o... todo lo contrario.
Todos estos datos y cualquier otro que le defina, ayudarán al homeopata a escoger el mejor remedio que estimule a su organismo a curarse.

Volver al Consejo Homeopático